Las radiografías tridimensionales podrían ayudar a detectar enfermedades

Investigadores en Nueva Zelanda han capturado rayos X tridimensionales del cuerpo humano, usando una herramienta innovadora que eventualmente puede ayudar a diagnosticar cánceres y enfermedades sanguíneas sin cirugía invasiva.

El nuevo escáner tiene su origen en una herramienta que contribuyó a la investigación de las partículas fundamentales del universo y funciona de forma similar a una cámara.

Cuenta las partículas subatómicas cuando se encuentran con los píxeles cuando su obturador electrónico está abierto. Eso le permite generar imágenes de alta resolución de tejidos blandos, incluidos marcadores de enfermedades diminutas.

“Podemos distinguir detalles de varios tejidos, como huesos, grasas, agua y cartílagos, que funcionan juntos dentro del sistema humano”, dijo Anthony Butler, radiólogo de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, quien desarrolló el escáner con su padre, Phil. Butler, un físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *